miércoles, 23 de octubre de 2013

Aprende a fijar objetivos para tu empresa


Tener claro el objetivo o el destino al que quieres llevar a tu negocio es uno de los detonantes de éxito de una empresa, pues si tienes metas como “ser exitoso” no será posible trazar un plan de acción ordenado que te pueda ayudar a consolidarte como empresario en el corto plazo.
Para que los objetivos sean relevantes para la empresa estos deben ser:

Medibles: Al plantear las metas de negocio es importante que decidas cómo vas a evaluar el avance, de lo contrario, no podrás asegurar que los cumpliste o no; es recomendable utilizar elementos cuantitativos como referencia. Por ejemplo: “incrementar las ventas 20%”.
Tiempo: Establece un plazo de cumplimiento para cada objetivo, así tendrás un marco temporal para planear las actividades necesarias para alcanzar la meta. Por ejemplo: “aumentar las ventas 20% en los siguientes tres meses”.
Realistas: Es muy importante que los objetivos del negocio sean congruentes y posibles de alcanzar con las capacidades de la empresa, no dispongas metas como: “duplicar las ventas totales de la empresa en dos semanas”. Esto sólo generará frustración y deberás invertir más tiempo en replantear el camino que debe seguir la compañía.
Alineados a la misión de la empresa: Al establecer objetivos debes diferenciar entre los que se deben cumplir a corto, mediano y largo plazo. Recuerda que los de corto plazo son escalones para alcanzar metas más complejas, éstas generalmente se plantean para completarse en cinco años o más.
Si tus objetivos de negocio cumplen estas características, el diseño de las estrategias será más sencillo, pues contarás con un marco de tiempo y un destino claro hacia el cual avanzar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario